lunes, 9 de febrero de 2009

Un México contemporáneo que ve hacia el futuro, pero que también sabe convivir con su historia y sus tradiciones culturales.


ACTITUD XXI MAGAZINE MEXICO
Virginia Bautista
9 de febrero de 2009
Excélsior
Nota de intercambio de Periodistas en Linea

Un México contemporáneo que ve hacia el futuro, pero que también sabe convivir con su historia y sus tradiciones culturales.
Un país con energía y vitalidad, lleno de vida y en renovación constante. Esta es la imagen que pretende mostrar el Pabellón de México en el Salón del Libro de París.Diseñado por el equipo que coordina el arquitecto Bernardo Gómez-Pimienta, que ha trabajado en el proyecto desde hace seis meses, el espacio de mil metros cuadrados que albergará a las letras mexicanas como invitadas de honor en el encuentro literario más importante de Francia posee como lema “Un mosaico de diversidad”.
Y para evocar los muchos rostros de México en la nación gala, “donde por su lejanía no todos conocen esta realidad”, el director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Anáhuac pensó en un colorido especial: “Fuerte, pero diferente al tradicional”.En una entrevista en su despacho de la colonia Nápoles, Gómez-Pimienta narra que el piso del Pabellón estará cubierto por una gran alfombra de mosaicos de colores que representa una continuidad y da unidad al recinto dividido en tres islas; y encima del área se colgará una serie de pendones de colores de 12 metros de largo.
“Acabas envuelto en colores, tanto por abajo como por arriba, y en medio resaltarán los muebles de tonos neutros y un mezzanine de 2.75 metros de alto”, detalla el creador que también diseñará con la misma identidad el Pabellón de los Jóvenes y la fachada principal del recinto ferial, un muro de cristal de más de 20 metros de longitud; lo que se permite por primera vez a un país invitado.

Leer nota completa doble clik en el encabezado. . .


No hay comentarios: