miércoles, 20 de febrero de 2008

PREMIO DE LA ACADEMA OSCAR 2008



ACTITUD XXI LA REVISTA



Ampliar la imagen Al parecer Emilio Indio Fernández sirvió de modelo para la estatuilla del Oscar Foto: Archivo
Al parecer Emilio Indio Fernández sirvió de modelo para la estatuilla del Oscar Foto: Archivo
Según dicen los que saben, el filme de Guillermo del Toro, El laberinto del fauno, se llevará el Oscar a la mejor película extranjera, en la ceremonia que tendrá lugar la noche de hoy en Hollywood. Nuestra otra gran carta, Babel, de Alejandro González Iñárritu, difícilmente se llevará la preciada estatuilla. Compite con La reina, Cartas de Iwo Jima, Pequeña Miss Sunshine e Infiltrados. La favorita es La reina. En el cuadro aparecen los nombres de los mexicanos nominados por la Academia. El Senado de la República, por iniciativa de la legisladora y actriz María Rojo, les hará un homenaje.
El César
Los seis mil miembros de la Academia ya emitieron sus votos; el sábado fue el recuento y hoy estarán listos los sobres con los nombres de los triunfadores. Por otro lado, en la edición número 32 de los premios César en París, en el teatro Chatelet, fue la película Pequeña Miss Sunshine, de los estadunidenses Jonathan Dayton y Valérie Faris, la que se llevó el galardón al mejor filme extranjero, dejando atrás a Volver, del español Pedro Almodóvar; Babel, de nuestro paisano Alejandro González Iñárritu, y La reina, del británico Stephen Frears. La cinta ganadora ha sido vista por un millón de personas en Francia.
Leyenda
Según cuenta la leyenda, fue el cineasta mexicano Emilio Indio Fernández quien sirvió de modelo al escultor estadunidense George Stanley para diseñar la estatuilla. El Indio Fernández tenía una cercana relación con el director de arte de la Metro Goldwyn Mayer (MGM), Cedric Gibbons, quien estaba casado con Dolores del Río. Esta relación fue la que llevó al Indio Fernández al estudio del escultor. Otro dato interesante: son manos de mexicanos las que se encargan de producir la estatuilla, ya que una decena de trabajadores se encarga de elaborarlas en la empresa R.S. Owens, de Chicago. "Yo veo nacer cada estatuilla. En mis manos está que el trofeo salga perfecto antes de pasar a ser pulido y bañado en oro", explica Anacleto Medina, quien trabaja como supervisor en dicha empresa. Y Anacleto no es un nombre que suene británico ni alemán ni danés.

No hay comentarios: